Marketing Online: no todo es claro

Lo más difícil a la hora de crear un blog o una página web es sacarla de la irrelevancia y conseguir lectores para nuestro contenido.

Como dijo Stanislaw Lem, el horror son un millón de shakespeares declamando sonetos, todos a la vez, y eso es un poco lo que sucede en la red, con la diferencia de que la mayoría de los que declaman no son shakespeares, ni mucho menos.

Vamos en MK MZ Marketing Magazine a analiza algunos de estos elementos.

 

Posicionamiento web y marcadores sociales

A la hora de buscar el posicionamiento de esos blogs o esas páginas, muchos webmaters novatos caen en la tentación de promocionarse en los agregadores de noticias, como Menéame, Diggit, delicious, etc., lo que además de estar generalmente prohibido por esos agregadores, es una pésima política de SEO.

Pongamos el ejemplo de Menéame, el más popular de los agregadores españoles.

 

Los peligros de los agregadores

Un webmaster novato puede pensar que subiendo sus noticias ganará visibilidad, y eso es totalmente cierto, tanto que si su noticia llega a portada puede llegar a colapsarse su servidor por la afluencia repentina de mil o dos mil visitas en muy corto espacio de tiempo.

Lo que ese webmaster no sabe es que la relevancia de Menéame va en su contra, y que es muy probable que los motores de búsqueda, sobre todo Google, indexen antes la página de Menéame o un agregador similare que la suya propia, de modo que el original acabe considerado como material duplicado.

El algoritmo de Google es un secreto, pero está claro que prefiere las páginas importantes a las personales o de poca relevancia, y esto beneficia al agregador en contra del autor origibnal de la noticia.

meneame diggit google

¿Un ejemplo?

Los hay a cientos, pero pongamos este:

Los trasplantes de manos podrían hacer que los pacientes cambiasen de diestros a zurdos y viceversa”

Basta con copiar y pegar el título en Google y se verá que en primer lugar sale menéame.net y mucho más atrás la fuente original, que es esta otra:

http://antiguopasalavida.com/2009/09/17/mano-a-mano/

Lo más posible es que la fuente original haya sido considerada duplicada y penalizada en consecuencia.

Por tanto, mucho cuidado con los amigos demasiado poderosos: no sólo no sirven para hacer promoción de la web propia, sino que pueden acabar destruyendo cualquier esfuerzo que se haga.

José Molinero Arias es autor de varios artículos de investigación en diferentes revistas y blogs. Especialista en copyrighting, es un apasionado de la lectura.