Pages Navigation Menu

Marketing Digital, SEO, SEM y Redes Sociales

Fincas y construcción: diferencias en marketing

Fincas y construcción: diferencias en marketing

Realizar una campaña de marketing no consiste siempre en construir un plan de marketing online que nos permita llegar a una serie de objetivos fijos, sino en saber adaptarse a diversos factores.

Uno de esos factores será el mercado, otro será la competencia y un tercero, pero no por ello menos importante, será nuestro cliente.

Obviamente dentro de estos campos hay tener claros dos conceptos: qué es lo que estamos comercializando: bien, servicio, idea y cuáles son los métodos de conversión que vamos a seguir: cómo implementarlos, cómo medirlos y cómo ser capaces de reaccionar ante cambios en el mercado o en la competencia.

Desde MK MZ Magazine vamos a analizar hoy dos elementos que a pesar de ser similares van a divergir considerablemente a la hora de analizar su comportamiento respecto a diferentes patrones de marketing: el mercado de las constructoras y el de las fincas orientadas a bodas, catering, reuniones de negocios o acontecimientos familiares.

Construcciones en Bilbao, León o Valladolid

A la hora de aboradar el mercado de la construcción hemos de tener en cuenta un hecho fundamental: cómo se produce la conversión en el mundo online y cómo se valora el cierre de venta en el mundo offline.

Una empresa constructora tiene muchos métodos para medir cómo recuperar su inversión. De entrada, el obvio en muchas ocasiones es contar los pisos vendidos y analizarlo, algo que es lo más evidente. El caso es cómo trasladamos eso al mundo online. Por ejemplo, con la web de Construcciones Amuriza desarrollada en Blogger pocas conversiones entendemos que se puedan llegar a tener.

Podríamos pensar que es gracias a presencia en la red,  a exposición y ruido ocupando las primeras páginas de Google y estar en los primeros diez puestos (aunque hay veces que aparecen menos resultados en la primera página de google). Ello, por sí, no implica una respuesta clara si no están contemplados elementos como son el cuadrar los resultados de las visitas con las conversiones reales.

La razón se basa en que mucha visita implica nada más que eso, y que nos visiten no quiere decir que nos compren. Por ello, es posible establecer elementos intermedios como la descarga de un pdf, el que se contacte vía web con un representante por telefonía IP, el que nos manden un email pidiendo información u otras adaptadas al caso.

Es función del consultor de marketing el que se establezcan esos elementos de control y conversión y se analicen sus relaciones con el número de ventas si se ha marcado este como objetivo global.

aigen construcciones amuriza

Fincas de Bodas en Madrid o Masías en Barcelona

El campo de una finca de bodas en Madrid puede ser similar a lo relatado en el mundo de las empresas de construcciones o completamente asimilable a la venta de productos como aceite, mariscos o vino de alta calidad online.

Una finca de bodas en Madrid, una Masía restaurante en Barcelona pueden o focalizar hacia la venta cerrada offline o anticipar la misma mediante mecanismos de conversión establecidos en su página web para que esta pueda producirse, si el cliente así lo estima conveniente, a través de Internet.

Un ejemplo de la primera es El Espliego Finca de bodas, donde en su web no existe ningún tipo de conversión clara hacia lo que podemos denominar cerrar online el alquiler de sus instalaciones o la contratación de un menú de bodas en sus instalaciones de Madrid.

Aquí se plantea el que se rellene un formulario, se llame por teléfono o se envíe un correo electrónico como método para conseguir sus objetivos de conversión, y por ello se plante desde el punto de vista de marketing que la operación se cierre fuera de Internet, fuera de la web. Algo similar vemos en la página de masías para bodas de Mas Ca n’Illa, donde se plantea toda la información necesaria para un contacto que ha de cerrarse online.

Fincas Bodas Madrid

 

¿Es necesario cerrar ventas online?

Cerrar ventas online es una opción que cada día tiende a estar más presente en las webs y negocios que se realizan a través de Internet. Ofrece una posibilidad al cliente que quiere cerrar ya y en sí, suele ser positivo dado que es una opción clara de venta.

Esto en sí no es ni bueno ni malo, aunque cierra una puerta que tal vez tenga un porcentaje de cierre mínimo pero que habría que estudiar si existe y si es rentable.

Lo que es claro es que hay sectores de mercado que prefieren, por volumen, por costo o por ser una ventaja competitiva dentro de una estructura de mercado cerrar los procesos offline.

Con todo, la presencia de un consultor de marketng online que oriente los sistemas de ventas en base a la optimziación de recursos y genere un sistema de control y modificación de aquello que con los cambios del mercado o la competencia pueda producirse será una base sobre la que podremos establecer un plan que nos genere beneficios.